Adiestramiento del Labrador Retriever

El adiestramiento del Labrador Retriever puede comenzar a una edad temprana, a partir de los cuatro a cinco meses. Sin embargo, esta recomendación es relativa y tiene como objetivo la adaptación temprana del cachorro al entorno social.

Es importante saber que incluso en casos de Labradores Retriever mayores de dos años, los perros de esta raza son excelentes para aprender comandos y memorizarlos rápidamente. Los perros de esta raza responden bien al entrenamiento, sin embargo, es posible que algunos comandos no se memoricen de inmediato. En este caso, hay que mostrar perseverancia, que en ningún caso debe llevarse a la rigidez.

Al entrenar al Labrador Retriever, es importante poder ejercitar la paciencia; la necesitará para aprender órdenes difíciles o aquellas que no le gustan al perro.

Los cachorros y los labradores mayores suelen tomar estas actividades como un juego y se acostumbran fácilmente a ellas. Para que la mascota comprenda mejor y más rápido lo que se requiere de él es recomendable darle golosinas por una tarea bien hecha durante las clases. Por cierto, los Labradores Retriever siempre están listos para obedecer las órdenes del dueño y para recibir una buena palabra o un buen gesto: los perros de esta raza aman los elogios, especialmente si se expresan con calidez y no formalmente. 

Por cierto, no debes convertir tales sesiones de entrenamiento en una actividad cotidiana monótona: el perro se cansará rápidamente y no obedecerá.

Adiestramiento Labrador Retriever
Adiestramiento del Labrador Retriever

7 pasos en el adiestramiento del Labrador Retriever

El Labrador Retriever es una raza juguetona que siempre quiere la compañía de sus dueños. Como te hemos contado, no es necesario que sea un cachorro para adiestrar con éxito a esta raza, ya que los Labradores Retriever son fácilmente domesticables a cualquier edad.

Descubre paso a paso cómo entrenar para conseguir un efectivo adiestramiento del Labrador Retriever:

  1. Si tu Labrador Retriever es todavía un cachorro, tenga en cuenta que debe tratarlo como a un niño. Así que estará nervioso y le costará saber cómo actuar cuando le ordenes hacer algo. Sólo hay que tener paciencia para conseguir el objetivo de adiestrarlo, porque es fácil de hacer con unos pocos pasos. Pero si es un adulto, no desesperes, ya que esta raza es fácil de adiestrar.
  2. Comenzamos con un paso básico que precede a cualquier formación. Primero tendrás que enseñarle su nombre, así que hazlo cuanto antes. Cada vez que interactúes con tu Labrador Retriever, repite su nombre para que lo asocie con él. Así sabrá que le estás hablando.
  3. Recuerde elogiar a su cachorro cada vez que haga algo al aire libre. De este modo, asociará los elogios de su dueño con el buen comportamiento y le motivará a hacer lo mismo. El Labrador Retriever debe hacer sus necesidades al levantarse, después de comer y antes de dormir.

    Sin embargo, si se trata de un cachorro, es aconsejable sacarlo cada media hora, ya que su vejiga aún es difícil de controlar. Así que si tu mascota no puede contenerse y deja un recuerdo dentro de casa, nunca le pegues. Entrénalo hasta que se dé cuenta de que tienes que hacer estas cosas fuera.
  1. Cada sesión debe durar aproximadamente diez minutos, ya que los perros tienen un sentido de la atención limitado. También debes enseñarle actividades básicas como subir y bajar escaleras, montar en un ascensor y caminar por diferentes superficies. De este modo, se familiarizará con estas situaciones y será capaz de manejar estos obstáculos cuando sea necesario.
  2. No sirve de nada regañar a tu labrador durante el adiestramiento, así que la única forma de que se dé cuenta de que se ha equivocado es ignorarle enviándole de vuelta a su caseta durante un rato. Por otro lado, si obedece tus órdenes, ofrécele siempre una golosina en forma de galleta o comida especial, elógiale o dale tu cariño.
  3. Enseña a tu perro a no saltar sobre las personas que conozca, sobre todo porque puede pesar más de 40 kg y necesita aprender a socializar. Para ello, debes hacerte con una correa y un collar que sujeten bien a tu Labrador Retriever cada vez que salgáis a pasear, que debe ser a menudo porque a estos perros les encanta el aire libre.
  4. En cuanto a los comandos u órdenes básicas para el Labrador Retriever:
  • En primer lugar, es importante que tu labrador conozca el significado de la palabra «No». Esto requiere decirlo después de su nombre. Esto también se aplica a cualquier otra orden que quieras darle. Así que di primero su nombre para que sepa que se dirige a él, y luego la orden.
  • Para ordenarle que se siente, utilizarás la palabra «Siéntate» y primero tendrás que entrenarlo tú mismo empujando el lomo para que se siente. Dale un premio cuando se siente y asociará esta acción con su orden así como con una recompensa.
  • También puedes conseguir que se tumbe con la orden «Agáchate» o «Túmbate» colocando la golosina a la altura del suelo y dándosela cuando se tumbe.
  • También puedes enseñarle «Ven aquí» o «Sigue» para que te siga con la correa y cuando quieras detenerlo, dile «Alto» tirando de la correa, pero recuerda darle un merecido premio si cumple con tus órdenes.

Estas cosas deben repetirse a lo largo de varias sesiones hasta que las entienda, así que tendrás que ser paciente y no rendirte. Sigue estas instrucciones y conseguirás el objetivo en el adiestramiento del Labrador Retriever, una de las razas más populares, según el American Kennel Club.

También te puede interesar:

Compártelo en las redes socialesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest