¿Los perros pueden comer tomate?

¿Te has planteado alguna vez si los perros pueden comer tomate? Solemos pensar que la fruta y la verdura son beneficiosas y enriquecen la dieta de las personas. Pero, ¿funciona igual con los animales? Descubramos si una de las hortalizas más populares, el tomate, puede darse a un perro.

¿Los perros pueden comer tomate o es mejor evitarlo?

Los veterinarios están de acuerdo en que se puede dar ocasionalmente a la mascota una rodaja de tomate, pero el animal no debe comerla siempre.

Los tomates pertenecen a la familia de las solanáceas. Estas plantas, como los pimientos, las berenjenas y las patatas, contienen elementos potencialmente tóxicos, aunque tienen partes comestibles. Aunque el fruto del tomate contiene muchos beneficios para la salud de tu perro y puede utilizarse como una pequeña golosina, el resto de la planta (hojas y rabo) es bastante peligroso.

La tomatina es la sustancia tóxica que contiene la parte verde del tomate. Si se consume en grandes cantidades, puede ser venenoso para las mascotas, incluidos los perros. Si se ingiere una gran cantidad de tomatina, la mascota puede experimentar debilidad, babeo excesivo y taquicardia, así como dilatación de las pupilas. En este caso, ponte en contacto con tu veterinario inmediatamente. Sin embargo, la tomatina se concentra principalmente en los tallos y las flores. Su pequeña cantidad contenida en los tomates maduros se considera segura para los perros.

El síntoma más común de la intoxicación por tomatina es descrito por los médicos como problemas gastrointestinales en forma de diarrea o vómitos. Al igual que en el caso de los humanos, el tomate también puede agravar otros problemas gastrointestinales, por lo que siempre es conveniente consultar a un médico antes de ofrecer esta verdura al perro. Además, abstente de alimentar a tu perro con tomates si es propenso a las alergias.

perros pueden comer tomate

Si a tu perro le gusta masticar tomates frescos, ten en cuenta que podría interesarle un trozo de pizza o unos espaguetis bañados en ketchup. Las salsas de tomate, los ketchups, las sopas de crema o los zumos no son buenos para los perros debido a la sal y el azúcar añadidos, así como a los aromas artificiales y otras sustancias químicas que el fabricante suele incluir en esos productos para potenciar el sabor. Una pequeña cantidad de alimento a base de tomate (salsa, por ejemplo) probablemente no hará daño a tu perro, pero es mejor no experimentar. Los tomates en escabeche o encurtidos (tanto los comprados en tiendas como los «caseros») son especialmente perjudiciales para los perros.

¿Es beneficioso que los perros puedan comer tomate?

Cuando los tomates forman una pequeña parte de su dieta, pueden tener beneficios para la salud. Contienen muchos nutrientes, entre ellos los carotenoides licopeno y betacaroteno, que son potentes antioxidantes que previenen el daño celular. Los tomates también contienen vitaminas A y C. Ayudan a mejorar la vista de su mascota y favorecen una piel y un pelaje más fuertes.

Los tomates maduros y rojos son buenos para los perros (los tomates cherry también son buenos), con todos los tallos, hojas y flores eliminados. Hay que lavarlos bien y cortarlos en trozos antes de dárselos a la mascota. Ofrécele primero 1-2 trozos y mira cómo responde tu perro. Si le gusta el sabor y no experimenta ningún efecto secundario, consiéntelo con este alimento de vez en cuando.

¿Tomate sí o tomate no?

Te ha quedado claro si los perros pueden comer tomate? Los expertos están de acuerdo en que, si bien los perros puede comer tomates de vez en cuando, es mejor no darle tomates con demasiada frecuencia.

Alternativa a los tomates para los perros

Aquí tienes una pequeña lista de verduras que puedes dar a tu mascota si no puede comer tomates. Todos ellos están repletos de buenos nutrientes y, con moderación, no perjudicarán a tu amigo de cuatro patas.

  • Calabaza
  • Calabacín
  • Pepino sin semillas
  • Apio (tallos)
  • Coliflor
  • Nabo
  • Guisantes en rama

Ahora ya sabes si los perros pueden comer tomate o no y cuáles son las alternativas.

Compártelo en las redes socialesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja un comentario