Enfermedades del Labrador Retriever

Aunque no tiene por qué, las enfermedades del Labrador Retriever pueden aparecer en estos perros hermosos que se caracterizan por su naturaleza amigable. Son ampliamente utilizados como perros guía o llevados con ellos a cazar. Pero como cualquier otro ser vivo, estos animales son susceptibles a diversas enfermedades que deben ser capaces de reconocer en la etapa inicial.

Ser susceptible a cualquier enfermedad no significa que todos los Labradores Retrievers vayan a tenerlas. Vigila de cerca el estado y la actividad de tu mascota. Si ves algo anormal en el comportamiento de tu perro es mejor que se lo comuniques al veterinario.

enfermedades labrador retriever perro
Al Labrador Retriever le encanta el agua

Enfermedades más comunes de los perros Labrador Retriever

Las siguientes enfermedades no son comunes en la raza, pero pueden ocurrir:

  • Displasia de la articulación de la cadera: Es un trastorno hereditario en el que el hueso de la cadera no encaja bien contra la articulación de la cadera. Causa dolor y cojera en una o ambas patas traseras en algunos perros, mientras que en otros puede no causar molestias. Las radiografías son la forma más segura de diagnosticar un problema.
  • Displasia de codo: Se cree que es causado por un crecimiento y desarrollo anormales que resultan en una articulación debilitada. La enfermedad varía en gravedad: el perro puede desarrollar artritis o quedar cojo. El tratamiento incluye cirugía, control de peso, control médico y medicamentos antiinflamatorios.
  • Cataratas: Afección patológica asociada con la opacidad del cristalino del ojo y que causa diversos grados de discapacidad visual hasta su pérdida completa.
  • Atrofia progresiva de retina: Es un trastorno ocular que implica el deterioro gradual de la retina. Al inicio de la enfermedad, los perros afectados quedan ciegos por la noche; pierden la vista durante el día a medida que avanza la enfermedad. Muchos perros afectados se adaptarán bien a su visión limitada o perdida si su entorno no cambia.
  • Epilepsia: A menudo se hereda y puede causar convulsiones de leves a graves. Las convulsiones pueden presentarse con un comportamiento inusual, como correr frenéticamente, como si acechara, se tambaleara o se escondiera. Es importante recordar que las convulsiones pueden ser causadas no solo por la epilepsia, sino también por muchas otras cosas, como trastornos metabólicos, enfermedades cerebrales infecciosas, tumores, exposición a venenos, lesiones graves en la cabeza y mucho más.
  • Defecto cardiaco congénito: Algunos perros viven sin síntomas, otros mueren.
  • Miopatía: Los primeros signos aparecen temprano, a las seis semanas de edad y, a menudo, a los siete meses de edad. Un cachorro con miopatía está cansado, constreñido cuando camina y trota. Puede colapsar después del entrenamiento. Con el tiempo, los músculos se atrofian y el perro apenas puede pararse o caminar. Esta enfermedad no ocurre. Los perros con miopatía no deben criarse porque se considera un trastorno hereditario.
  • Vólvulo del estómago: Es una afección potencialmente mortal que puede afectar a perros grandes con pechos grandes. Pero los perros pequeños no son una excepción. Esto es especialmente cierto si consumen una comida abundante al día, comen rápido, beben grandes cantidades de agua después de las comidas y hacen ejercicio vigorosamente después de las comidas. La hinchazón es más común en perros mayores. El estómago se distiende con gas o aire y luego se retuerce. El perro no puede eructar ni vomitar para eliminar el exceso de aire en el estómago y es difícil que la sangre regrese al corazón con normalidad. La presión arterial desciende y el perro entra en estado de shock. El perro puede morir sin atención médica inmediata. Sospeche de hinchazón si su perro tiene el vientre hinchado y vomita sin vomitar.
  • Dermatitis: Una afección de la piel en la que se enrojece e inflama. Es causada por una infección bacteriana. El tratamiento incluye un corte de pelo, un baño con champú medicinal y antibióticos.
  • Infecciones de oído.

Principales síntomas de un Labrador Retriever enfermo

La mayoría de los propietarios de labradores están acostumbrados a que su animal esté siempre contento. Los labradores suelen estar bien alimentados y tienen un pelaje brillante y sano. Un animal sano tiene las orejas erectas, defeca regularmente y tiene una temperatura corporal normal.

Pero en un individuo enfermo, los procesos vitales se alteran, lo que conduce a un deterioro general del estado del animal. Estos son algunos de los síntomas de que algo no marcha bien en tu Labrador Retrivever.

  • No come bien
  • Está inactivo al caminar
  • La temperatura corporal está alterada
  • El pulso es más alto de lo habitual
  • Se arranca mechones de pelo
  • Produce una secreción mucosa o pus en los ojos

Problemas gastrointestinales

La lista de las enfermedades gastrointestinales más comunes en los labradores incluye: diarrea; gastritis; gastritis crónica; cirrosis hepática; colelitiasis; enterocolitis.

Enfermedades de la piel

Los labradores son especialmente propensos a las infecciones cutáneas. A menudo se observan enfermedades relacionadas con el crecimiento de bacterias u hongos.

El eczema es una de las enfermedades más comunes. Si esta patología no se trata a tiempo, es probable que se convierta en una dermatitis. El eczema se ve afectado por factores externos, sobre todo al nadar en aguas turbias. El eczema sólo puede ser tratado por un veterinario experimentado, al que hay que dirigirse al primer signo de la enfermedad.

La seborrea está causada por una glándula sebácea hiperactiva. El animal comienza a rascarse las zonas inflamadas. Para prevenir las enfermedades de la piel, la dieta de tu mascota y el cepillado regular del pelo son esenciales. Sólo el cuidado adecuado de su mascota le asegurará una vida sin preocupaciones.

Enfermedades genéticas

Quizá las enfermedades más peligrosas sean las hereditarias. Son más difíciles de reconocer e imposibles de prevenir. El tratamiento de las enfermedades genéticas es más complicado.

Estas enfermedades incluyen: obesidad; displasia; enfermedades oculares.

A muchos propietarios les gusta mimar a sus mascotas con alimentos grasos. Sin embargo, una dieta de este tipo conduce muy a menudo a la obesidad. En los casos en que el perro coma en exceso, es necesario reducir la ración de la mascota.

La segunda causa de la obesidad es la reducción de la función tiroidea. Es muy fácil detectar esta enfermedad con un análisis de sangre. Sólo se puede prevenir con medicamentos.

También debe cuidarse la actividad física regular de tu mascota.

Enfermedades infecciosas

La mayoría de las enfermedades infecciosas están causadas por virus. Es mejor prevenir la progresión de las infecciones, ya que la enfermedad será mucho más difícil de curar. Por encima de todo, deben seguirse unas buenas prácticas de higiene: tu mascota debe ser vacunada a tiempo. También, durante los paseos al aire libre, asegúrate de que tu mascota no beba de los charcos ni coma alimentos de origen desconocido.

Una de las enfermedades infecciosas más comunes es la enteritis por parvovirus. La patología se desarrolla como una enfermedad infecciosa aguda del tracto gastrointestinal. La enfermedad va acompañada de vómitos y diarrea.

El tratamiento de los Labradores Retriever es siempre costoso y requiere mucho tiempo, especialmente si la enfermedad es grave. Por lo tanto, vale la pena vigilar cuidadosamente la salud de tu perro y prevenir las enfermedades, y prestar la debida atención a las medidas preventivas.

  • Desinfecta regularmente los juguetes, las camas, las perreras y otros objetos personales de tu perro, así como las zonas en las que está constantemente, para eliminar los hongos.
  • Aisla completamente a su perro de los miembros de la familia y de otros animales.
  • Asegúrese de que su perro se alimenta y se cuida adecuadamente.

La mayoría de las enfermedades infecciosas se transmiten por contacto con animales enfermos. Esto se aplica no sólo a otros perros, sino también a los gatos y a los animales salvajes. Así es como se transmiten, por ejemplo, el herpes zóster y la peste.

Medidas preventivas para las enfermedades del Labrador Retriever

  • Es necesario minimizar el contacto de tu perro con otros extraños, especialmente perros callejeros. No sueltes a tu perro de la correa, así podrás controlar su comportamiento y comunicación con otros perros. Para infectarse con el moquillo, un perro sano necesita tocar la nariz de un animal enfermo.
  • No dejes que tu perro huela las heces de otros perros.
  • Controla cuidadosamente la salud de tu perro. Presta atención incluso a los cambios más pequeños.
  • Obtén todas las vacunas necesarias para tu perro Labrador Retriever. Este es uno de los métodos de prevención más eficaces.

Ya sabes más sobre las posibles enfermedades, cómo prevenirlas y cómo actuar en caso de que afecten a tu Labrador Retriever, unas de las razas de perros más famosas del mundo.

También te puede interesar:

Compártelo en las redes socialesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest